lunes, 8 de diciembre de 2008

Rabito, su primera mascota

Cuando tomé la decisión de ser madre, considero que ha sido la decisión más importante de toda mi vida, la responsabilidad que ello trae es tan grande que no alcanzan las palabras para poderlo describir; cuando la felicidad y tristeza de los hijos no están en tus manos, es frustrante poder hacer poco o nada para cambiar las cosas.

Hace bastante tiempo Yordanis (mi hijo) me había estado pidiendo que le compre un perro, pero mi departamento es muy chico, así es que le dí la opción de tener una mascota más chiquita, hace casi 2 meses fuimos a la tienda de mascotas y él estaba maravillado con todos los animalitos.

De entrada se ilusionó con un hámster y yo vi un conejito que me cautivó, él insistía en llevarse un par de hámster yo trataba de cambiar su decisión y que se incline por el conejito explicándole las bondades del conejo, al final fue así nos llevamos a rabito, nombre que Yordanis le puso al conejito.

Mi hijo era feliz con su mascota, le daba de comer, limpiaba su jaula, jugaban juntos y hasta lo bañamos; hace 3 días mi hijo me llamó al trabajo con un llanto inconsolable y sólo logré entenderle que Rabito estaba enfermo, pero si yo lo dejé bien cuando salí – pensé; entonces no me explicaba lo que podía estar pasando y le pido que me comunique con su nana, ella me dice que el conejito estaba como mareado y que no se podía poner en pie, nada podía hacer hasta llegar del trabajo poco más de las 8pm.

Cuando llegué las cosas estaban peor, el conejo agonizando y mi hijo llorando sentado frente a él, me ve llegar, corre hacia mi, me abraza y entre llanto me dice: Mamá prometeme que mi conejo no se va a morir, no quiero que se vaya al cielo de los conejos con Jesús; con un nudo en la garganta y el corazón encogido salí de la casa con el conejo rumbo al veterinario con la esperanza de que todo saldría bien y volvería con Rabito a la casa pero el resultado fue que el conejito se había envenenado con algo que comió posiblemente de la cocina ya que cualquier cosa que no sea su comida para los conejitos es letal; no había más que hacer así es lo inyectaron y Rabito se fue al cielo de los conejos sin más sufrimiento.

Mientras iba de regreso a mi casa, con la jaula vacía pensaba en cómo le explicaría a mi hijo que Rabito no estaría más, que hay cosas que por más que mamá quiera no puede solucionarlas; sólo Dios sabe cuánto lloré en el camino, yo también adoraba al conejito, porque no pude cumplir la promesa que me pidió Yordanis, por no poder hacer nada por revertir las cosas y evitarle más sufrimiento a mi hijo del que ya había tenido ese día.

Esa noche Yordanis lloró desconsoladamente a pesar de tenerme a su lado consolándolo, y yo sentí que se me partía el corazón en mil pedazos, sentí tanta impotencia de no poder calmar el dolor que él sintió por más que traté, fue muy duro verlo así; me gustaría que mi hijo no tuviera que pasa por malos ratos, pero creo que es parte de la vida también; que le sucedan cosas no tan buenas y en teoría eso lo hará fuerte, pero es duro como madre ver sufrir a un hijo.

Yordanis quiere que le compre otro conejito y yo no me atrevo, tengo miedo a que pase lo mismo y creo que esta vez no lo soportaría.

Si tan sólo pudiera hacer que su vida sea como estar al final del arcoiri...






[Somewhere over the rainbow - Israel Kamakawiwo]

29 comentarios:

guillermo elt dijo...

Siempre es duro ver a un hijo sufrir. Pero hay sufrimientos que maduran, que fortalecen la personalidad. No les podemos negar la educación a ser fuertes para saber enfrentarse con la realidad de la vida (vida-muerte)... No los podemos tener en una burbujita porque, eso tampoco es bueno y es que, por otro lado... mejor que aprendan en casa con cariño y amor, con serenidad, con madurez, que no en la calle, donde puede desvirtuarse su personalidad.

Es mi opinión, por supuesto, respetando la tuya, porque, ser padres no es nada fácil y siempre pensando que nuestras alegrías, neuras, problemas... etc, etc, se las transmitimos, a veces, sin querer... y otras... queriendo... Pues que solo sean las buenas. no?

Por casa han pasado varias mascotas y han muerto varias mascotas y se les ha llorado cuando ham muerto por diferentes causas.

Besicos.

libra dijo...

Estoy de acuerdo con Guillermo, por supuesto respetando lo que tú decidas, pero es que por el temor de que sufran por perdidas, no podemos tratar de evitárselas, porque en su vida de adulto las tendrá.

Un besito.

digler dijo...

que situación tan dicifil,imagino como te sentiste al ver a tu niño llorar por su mascota,pero creo que hasta esa tristeza forma parte de las vivencias que todos debemos experimentar.

webero dijo...

los niños se encariñan un monton con las mascotitas, y con los animalitos aprenden a ser mas responsables al cuidarlos,,,

estas experiencias definitivamente se quedan en la mente,,ojala q tu hijo se pueda sentir mejor,, a veces uno kisiera evitar q los seres queridos no sientan dolor,, pero eso eskapa d nuestras manos,,,

saludos,,,

Ronini dijo...

la verdad es que te comprendo, yo tuve hámster y tortugas de pequeña y patos, y murieron un día y sufrí y lloré pero todo pasa. Ahora de adulta tengo un perro desde hace diez años y sólo de pensar que le pase algo ...en fin ,
no sé ,
bueno gracias por tu apoyo, un beso y perdona que no estoy muy animada. besos

L.A dijo...

Wow Cathy, me ha hecho acordar la muerte de una mascota mia, bueno, todas estas cosas son parte del aprendizaje, conocer la muerte de tan cerca siempre es triste...
bueno, pues sería bueno conseguir otro animalito, pero un poco más adaptable...
saludos.

ANDREA dijo...

Puedo imaginar la impotencia de no poder cumplir los deseos de tu hijo, pero tambien me imagino el sufrimiento que ha tenido que pasar él, al ver que su mascota ha ido al cielo de los animales, pero tambien se que tú hijo te tiene a su lado para recibir el consuelo que le has dado, y eso es primordial, que tú estes a su lado. En la vida hay que saber afrontar determinados hechos, y la muerte es uno de ello (se que son palabras bastante duras), pero la vida es así. Pero como he dicho anteriormente, tú hijo dara gracias por tenerte a su lado y tú has sufrido con el la perdida de su mascota. Él sabrá que siempre en cualquier situación dificil que nos pone la vida, tendra un lugar donde acudir a ser consolado y que llorarán con él y no se encontrara solo en este mundo.
Yo personalemente le compraria otra mascota (otro conejito), y veras cuando lo vea una sonrisa en sus labios florecer de nuevo.

Un Saludo y hasta la próxima

KALISTA dijo...

Te comprendo, mis hijas se criaron con mascotas y despedirnos de ellas es fuerte.
Mas cuando los hijos son chicos, sufren mucho, pero son una gran compañía para ellos.
Como comentario nomás, el perejil es letal para los conejos, en eso son delicadísimos con su alimentación.
Abrazo fuerte fuerte a vos y a jordy, ya llegará tal vez Papá Noel con otro compañerito para él... porque no?.. besos bella!!

Troba dijo...

Lobo yo si te recuerdo,
yo también sabía
dónde, cómo y cuándo dormías
tu sueño.
(Para esos asuntos
no he crecido mucho todavía).
--------------------------------
los animales sacan
lo más humano de nosotros

besos grises

Artemisia dijo...

eso si que es bien triste a nosotros mismos nos ah pasaado alguna vez de niños pero es la etapa de crecer,, siempre que estes a su lado. eso le ayudara suerte..

dmoOn dijo...

Puchis que penita! Ha sido muy duro para ambos, pero no lo vayas a privar de otra mascotita que es muy lindo tener a alguien a quien cuidar. Bsos

SHE dijo...

el sufrimiento es parte de la vida Cathy, no sòlo es lo que nos forma y dà aprendizaje sino es un ejercicio duro para fortalecer ( te fijaste? no dije endurecer que es lo que la mayorìa hace) fortalecer el corazòn y tomar medidas ,compraselo, todos estaràn màs preparados para cuidarlo.

te mando un gran abrazo y gracias por estar en mi sitio...

anamorgana dijo...

Es triste ver sufrir a un hijo y no poder hacer nada, pero no todo se puede cumplir. Ojalá y solo sea ese el último sufrimiento de tu hijo. Aunqueme temo que no, pero con una madre asi lo superará todo estoy segura.Besos
anamorgana

Adrisol dijo...

hola cathy!!!!!!

sé que es difícil ver sufrir a un hijo, pero no lo vamos a poder evitar.......
lamentablemente le van a pasar cosas no tan buenas que los van a ser crecer!!!!!!!!
un abrazo y comparto tu sentimiento,mezcla de impotencia y ternura

Edy dijo...

Hola, Cathy. Primera vez que caigo aquí. Tienes un bonito blog.

Algo parecido me ocurrió con mi sobrino, cuando yo aún no era papá. Murió su gatito. Y la forma de calmarlo fue hacerle participar en su "entierro". Así fue. Nos traslados al campo. Allí abrimos un hoyo, y con él enterramos al su mascota difunta.

Te sio leyendo,

Saludos,

Belén dijo...

Bueno, pensemos que el ha crecido, muchas veces nos tenemos que aguantar viendo como sufren los que mas queremos...

Besicos

Jimmy dijo...

Que bacán el nombre de tu hijo. Sabes, yo siempre me preocupo por lo mismo, ojalá pudiera hacer algo por evitarle a mi hijo todos los posibles dolores y desencuentros que va enfrentar en la vida (el desamor, la muerte, las traiciones, la soledad) y se me parte el alma de saber que nada puedo hacer, que lo más justo es dejarlo que viva y aprenda. Es esa la única manera de salir adelante, si nunca sufres, nunca serás siquiera un poco feliz.

Aún así, daría mi vida (tal cual, seguro que la daría, no e suna frase dicha así nomás) porque el nunca padezca de nada. El asunto pasa por prepararlo para esas cosas y mostrarle el mundo cual real es y no encerrarlo en una burbuja, luego cuando ésta se revienta es muy doloroso.

Me gustó mucho tu post. Felicitaciones.

Ojalá que pronto esté mejor Yordanis.

NTQVCA dijo...

Cathy, si el de la foto es tu niño te felicito, es un niño muy bonito, no podría entender el dolor de ver sufrir a tu hijo porque no tengo, pero te animo para que sigas adelante en tu enseñanza de ser madre, no es facil, solo demuestrale cuanto lo quieres.

Cathy Pazos dijo...

Hay chicos que difícil es ser padres, claro nunca pensé que fuera sencillo, pero tampoco tan duro cuando se trata de los sentimientos de tus hijitos.

NTQVCA: Esa es la foto de mi hijo con su conejito.

Gracias por sus lindos comentarios guillermo, libra, digler, webero, ronini, L.A, andrea, kalista, troba, artemisia,dmoOn, she, anamorgana, adrisol, belen, jimmy

Edy:gracias por visitar mi blog, espero tener nuevamente de visita.

Víctor Hugo dijo...

La tenencia de mascotas para un niño es muy buena.. como modelo de afectos...
Lo importante es que ellos aprendan a levantarse de los fracasos... a jugársela por lo que creen... a respetar y hacerse respetar.... pero no podemos evitarles que vivan su propia vida... que un día se hagan adultos y se vayan... que se equivoquen .. que sufran ... que sean felices..

Ah!... creo como experiencia para tu hijo habría sido completa si el hubiera podido enterrar al conejito y haber podido vivir el duelo completo

saludos!
VH

Ninfa Cafeinómana dijo...

No te hijos aun, pero cuando algo parecido paso con el cachorrito de mi sobrinita me partio el corazon ver como lloraba tan desconsoladamente....

Pero es cierto, uno no los puede proteger ded todo y hacer ke solo pasen buenos momentos, es mejor ke sepan ke tambien los hay malos y ke tendran ke aprende a sobrellevarlos.

Marvel Girl dijo...

Qué cosa más mona de mascota!!

 kotto dijo...

tú lo dijiste es parte de la vida el sufrimiento de nuestros niños ...y por más que queramos no podemos evitar que ocurra...

un besito para ti , para él ... y espera a que este un poquito más grande para regalarle otra mascota...

amigoplantas dijo...

No puedespero si capta que apesar de todo tu percibes felicidad en la existencia, eso lo aprenderá

soleil dijo...

que pena! cuando inicie a leerte estaba emocionada por las fotos del bello conejito, para al leer lo q paso me dio muchisima pena T.T

Cuando uno ama tanto a alguien como quisiera poder protegerlo de todo dolor y problemas que a diario pueden sorprendernos, pero no queda mas que seguir adelante con la esperanza de que siempr ehabra algo mejor, y lo malo q paso, pues al menos de experiencia queda...

muchos besos! y... pues avisanos si t arriegas con otro conejito... yo np se q decir u.u

Juanito el caminante dijo...

Otro conejo otro conejo...

Besitos!!! y de verdad que lo cuidaría más... tu hijo sería mas responsable... vas a ver...

Sigue caminando...

Anaro dijo...

aun recuerdo mi primer mascota y aun la extraño

supersalvajuan dijo...

Que cosas tan difíciles.

Indis Creta dijo...

¡Qué no daría una porque sus hijos no sufran!
Pero estas situaciones lo preparan para la vida! Que bueno que pudiste acompañarlo!

El tema de video, es excelente!!

Besoss

Mi vida