viernes, 5 de febrero de 2010

La princesa sin cuento


Había una vez una linda princesa de un cuento de hadas, una bella mujer con cara de ángel, ojos tiernos y dulce sonrisa; de risos dorados que brillan bajo el sol, los súbditos del país del cuento de hadas no sólo admiraban a la princesa por su belleza, también por su bondad y alegría, decían algunos que su sonrisa era encantadora, siempre tenía una palabra amable, jamás se quejaba, pero un buen día la bella princesa debía elegir un camino y siempre le fue muy difícil saber cuál es el correcto, la vida sólo le dio experiencias mas no la sabiduría para no elegir el camino equivocado, por ello la bella princesa de este gran cuento no puedo hacerlo mejor y una vez más y con gran dolor se equivocó.

Es entonces donde las habladurías en el pueblo empezaron, la llamaban la Princesa de Hielo, se decía que perdió el corazón, que alguien la dañó tanto que se volvió de piedra incluso alguien comentó haberla visto llorar, todos hablaban de ella pero nadie se atrevía a preguntarle por que sufría pero ella sabía que era por que su principe se fue, cambio de ciudad y hasta de país.

Un buen día cansada de escuchar decir “la princesa está triste” y de sentir rodar por su mejillas lágrimas de decepción que salían de su corazón se convenció para no ver pasar la vida con más lamentos y decidió volar como un ave mirando lo que le mostraba el viento y ya no pasar por el atrás pero no era capaz de dar vuelta una hoja a pesar que servía para leer el mismo cuento constantemente y con dolor en el alma y debido a la presión de los parroquianos preguntándole por su principe la bella princesa se decidió y dejó el pueblo del cuento de hadas y se convenció que los cuentos de hadas no existen, ella se desencantó y descubrió que todo era una farsa los príncipes, las princesas y los lindos finales felices, solo aprendió que los protagonistas de su cuento interpretan la obra como les nace sin seguir el gran guión, con el sentimiento que les parece correcto, en este cuento la princesa termina sola y el príncipe formó una linda familia.

Uno se equivoca muchas veces en la vida y comete cosas que después se arrepiente, pero quizás son pruebas que te pone el destino, consuelo o realidad? saber cuál es tu camino es como ganarse el premio mayor de la lotería y el mío aun no está con pavimento pero sé que algún día llegara a ser una linda carretera, hecha para que la linda princesa camine de la mano de un apuesto príncipe y es entonces donde encontraré el anciado…” Y vivieron felices por siempre”






[ Cocoon - Jack Johnson ]

6 comentarios:

Caƒeιnomana® dijo...

Como me dijo alguien. alguna vez: 'Todo sufrimiento pasado, es solo el precio de una felicidad futura'.

Veronika dijo...

...Porque despues de todo he comprendido que no se goza bien de lo gozado hasta despues de haberlo padecido...
Despues de todo, lo que pasamos es para aprender algo =D

Javier dijo...

todas las cosas que hacemos nos sirven para reflexionar y pensar sobre nuestro estilo de vida :D

Linda29693 dijo...

Y de esa reflexión sacamos cosas magníficas que nos ayudan a continuar. Me alegro de ser humana y equivocarme, y así aprender de mis errores.

Cuando hablaba del 2010 decía "En este año reí mucho y lloré aun más. La dierencia es que las cosas de las que me reí aún me hacen reír, y las cosas que me hicieron llorar ahora me sacan una sonrisa de satisfacción. “Lo logré, lo superé”"

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Ángel de la Amargura dijo...

holaaaaaaaaaaaaaaaa....despues de casi un año sin tocar mi blog...por fin leo el tuyo, esta re-lindo la verdad,me gusta como escribes porque eres simple y sencilla.
muchos exitos y que dios siempre este contigo.
un abrazo,angela

Mi vida