lunes, 15 de junio de 2009

Él y ella

Hay historias que uno llegar a creer que sólo suceden en la ficción, que están hechas y creadas por la imaginación de algún buen guionista, inspiradas para ser plasmadas en el lienzo de un pintor y que la vida se niega a volverlas realidad.

Esta historia se inicia en una ciudad, fue creada en una mente y soñada por dos corazones que andaban por caminos opuestos, a veces en luz y otras tantas en oscuridad; ella tiene todo lo que él anhela, él tiene todo lo que ella no está acostumbrada pero sí dispuesta a recibir, lo que en otros ojos y en un grito ahogado no pudo encontrar.

Ella conoce el amor mas los años se encargaron de hacerle temer, él está dispuesto a amar sin suerte de encontrar una merecedora de ese amor; pero una mañana gris de otoño, un mensaje cambio el final de dos corazones casi resignados a no tener un nombre que ocupe el espacio con cartel de “reservado”.

Él cansado de hacer de una habitación de hotel su prisión de noche, salió en busca de ella dispuesto a conquistarla; ella viviendo en endebles castillos de cuentos de hadas derruidos como una huella que recuerda el olvido, con daño de antaño que hoy causa replica, distante y nerviosa lo dejó entrar a su cárcel, con un destello de lo aun no vivido no quiso ser más la perla en manos de alguien que no la aprecia al tenerla; para él conocerla fue como dar un paseo en el paraíso y tenerla sería como residir en el edén; incluso pensar en ella era escaparse y perderse era encontrarse.

No hay aviso, cuando el amor llega todo cambia, él sabía que era ella, ella sabía que lo había encontrado, él y ella bebieron una botella de vino, añorando con esperanza que vengan días felices que les eran ausentes, ella con demasiado miedo pero feliz de encontrar quien la sabrá amar sin prejuicios, él recobrando la ilusión de un adolecente. El y ella pasaron la noche entera conversando en un auto que no hizo más que conectarlos, ninguno cedió lo mínimo por alterar su destino ya marcado, moldearon sus sueños como vasijas de barro alejándose de la realidad, tan alto como estén dispuestos a llegar.

Un mensaje y una respuesta, una llamada y una cena, una mirada y un suspiro, un beso y un final que se escribirá con tinta indeleble, en donde ni el tiempo, la lluvia o el sol puedan borrar ese sí eterno.

Él, mi hermano
Ella, mi mejor amiga
Yo, feliz




[Manuel Mijares - El Privilegio de Amar]


14 comentarios:

Jimmy dijo...

Yo tuve un hijo con la hermana de mi mejor amigo :-D

Gigi dijo...

:(

Un abrazo Cathy

webero dijo...

tu cuñada es tu mejor amiga? =) ,,,

q empieces bien la semana,,,

saludos,,,

[ [EBP]] dijo...

wow... espero que les vaya de lo mejor a tu hermano y a tu amiga, toda mi requetebuena vibra para ellos! :))
y tu estarás recontra feliz nooo??? jajaja

soleil dijo...

wow! mira que chevere historia! que se encuentren lo que deban de encontrarse... es una buena ley de vida! muchas bendiciones ^^

besos!

Carlos dijo...

...ojalá esa relación afiance más tu amistad con ella.

Felicítalos de mi parte.

Besitos ;)

Cathy Pazos dijo...

Jimmy: noooo, hay entonces pueden llegar los sobrinos, que maravilla sería.

webero: mi mejor amiga, se ha convertido en mi cuñada, que es distinto.

EBP: Estoy más que feliz, porque ellos se merecen y yo los quiero.

Soleil: es una historia de amor de lo más linda y romántica, en definitiva son el uno para el otro.

Carlos: así no prospere, mi amiga siempre será mi hermana, nos lo hemos prometido, porque vamos más allá de habernos vueltos cuñadas.

Artemisia dijo...

que feeling¡¡-- pero sera verdad que existen los corazones dados uno para el otro??... no se debe dejar de creer nunca cierto??

salu2...

digler dijo...

para ver que los lazos que nos unen se puede estrechar aún más. bonita historia

Wycherly dijo...

Esas cosas raras de la vida!
Que linda hisotria.


saludos

dmoOn dijo...

Lindooooo
Si no fuera por ti, no se hubieran conocido???

cositaseria dijo...

asu, mas que el fondo de la hsitoria me gustó la manera en que lo narraste.. felicitaciones a ellos!

Elmo Nofeo dijo...

Faltó "y comieron perdices".

Sinceramente espero que sean felices.

P.D. ¿No serás Cathy Celestina Pazos?

Alatriste dijo...

Mucha suerte para los dos y yo con verte feliz, ya lo estoy también. Espero que este bonita historia, tenga un final feliz. Ya nos contarás. Un beso muy grande y cuídate. Por cierto, que tus búsquedas, como las mías, logren llegar a buen puerto.

Mi vida