martes, 7 de octubre de 2008

De 32 a 33

Mi último fin de semana no fue el mejor, ando con una tertulia sobre el último año de mi vida y a veces siento que no ha sido el mejor, estoy en esos días en los cuales no entiendes por que te tocó la vida que has llevado hasta ahora, será que mañana es mi cumpleaños y suelo hacer una evaluación de mis aciertos y desaciertos.

Si tuviera que hacer una evaluación, creo que este ha sido el peor de todos mis 32 años, me ha ido fatal en todo aspecto, espero que con el cambio de número (de 32 a 33) haga que termine la mala racha.

Creo haber tomado la peor de mis decisiones y haber tenido el peor de mis comportamiento, creo haber perdido la razón y la facilidad de salir airosa de cualquier situación, pues ha sido todo lo contrario, me he hundido mas que nunca y una nube negra ha estado acompañándome a lo largo de mis días, por cada lugar en el que me movía ahí estaba.

Me he topado con los seres menos esperados, he aceptado situaciones que lejos de hacerme feliz han desarrollado en mi una facilidad de ennudarme la garganta sin poder pasar sabores amargo, siendo peor, sin tan siquiera poderlos vomitar.

Saber que mañana cumplo 33 me llena de expectativa y no por tratarse de un número cabalístico, sino, por que me gustaría que este año las cosas fueran diferentes, que pudiera cumplir uno de los tantos sueños que tengo, sé que no caerá del cielo, pero si tan sólo el cielo ayudara un poquito, sería mejor; quizás para unos es mucho lo que pido, pero es tan simple y sencillo que no considero que requiera de ser una maravilla de persona para merecerlo.

Hoy no escribo ni al ritmo de mi corazón, ni mucho menos en estado de seudo depresión por un amor que pasó, escribo con las esperanzas de encontrar en este nuevo año que empieza para mi, cambios que hagan que mi vida de un giro y lleguen nuevos vientos que me acaricien, cierren heridas, llenen vacíos, que me colmen de esperanzas y me pueda despertar el día de mis 34 años y decir convencida que mis 33 fueron increíblemente buenos.

Alguien que quiero mucho dice que las buenas cosas te llegan cuando menos te las esperas pero cuando más las mereces, sólo espero que este sea mi tiempo de merecerlas…


6 comentarios:

belona dijo...

Sé por lo que estás pasando. Esas situaciones las hemos pasado casi todos en más de una ocasión. Tú tienes una ventaja... que ya no vas a tomar esas decisiones; que has comprobado que ese comportamiento no te ha ido bien, y por lo tanto, no lo vas a volver a tener; que has aprendido que hay que "filtrar", "seleccionar" a las personas que te interesan, no sólo a tu corazón sino a tu "coco"...etc
Este año has aprendido mucho... felicidades y seguro que este nuevo año va a ser distinto... y tú lo sabes. Ánimo!!!

digler dijo...

siempre hay un año en el que parce que nos cargamos toda la mala leche de la vida, a decir verdad, algo muy similar a lo que describes me sucedió no en uno, si no en varios años, pero al final de todo, creo que uno no se puede llevar tantos malos ratos, despues de todo, de cada circunstancia se aprende, en especial de aquellas que no han sido del todo buenas.

animo, que mañana es tu cumpleaños,y como tal, comienza un nueño año para cumplir todo aquello que quedé pendiente. Dicen que cada segundo que pasa es una oportunidad para cambiarlo todo

FELIZ CUMPLEAÑOS! (por adelantado)

rakel dijo...

Felicidades chica y bienvenida a los 33!!!
Como dice el refrán,no hay mal que cien años dure y alejandro lo canta"después de la tormenta siempre llega la calma"Asi que ánimo y a devorar dulcemente tus 33.Un beso

supersalvajuan dijo...

Pues felicidades. Pero al final la vida es como el mar, grande.

Jimmy dijo...

Bueno, sea lo que sea que te sucedió espero esté pasando, al final tarda y jode mucho el proceso pero igual se logra superarlo. Ojalá que tus 33 sean de lo mejor.

Troba dijo...

Mientras dura la mala racha...

O alguien que no
me quiere bien.
Maldito quien
me maldijo.

Mientras dura la mala racha,
dame cobijo.
------------------------------------

Un gusto descubrirte ...
te visitare seguido

besos desde la ciudad gris ...

Mi vida