jueves, 25 de septiembre de 2008

Yordanis

Que es mi cable a tierra dirían algunos, otros mi fuerza, mi motivo, simplemente mi hijo, llegó a mi vida hace casi 6 años buscando abrigo en unos brazos torpes que no sabía ni como cogerlo, tan sensibles como el mismo y sin saber nada de ser madre.

La espera se hacía cada vez más larga, los días pasaban y ya te sentía, pero no te conocía, esperé 9 largos y tediosos meses, pero sin caer en exageración, los valieron, volvería a esperarlos solo por ti ya que ni en mis mejores sueños hubiera podido imaginar que tanto sentimiento producirían en mi tu llegada.

Tu madre te ama, te amo más que a mi propia vida, vivo amándote desde que supe que crecías dentro de mi, desde que te imaginaba de mil maneras, desde que esperaba ansiosa por conocerte y dibujaba en mi mente cada detalle de ti, esa carita que desde pequeñita no hacía más que mirar mis ojos y refugiarse en ellos, esa sonrisa que hoy hace que mis días tengan sentido, tus pequeños brazos que se acurrucan en mi pecho cuando necesitas que lo proteja y tus manitos que aun caben en la palma de mi mano.

Te amo cuando cansada del trabajo vuelvo a casa y con sólo un beso alivias mis penas, disipas mis preocupaciones, cambias mis noches grises en días soleados; te amo cuando después de una travesura pones cara de angelito, cuando amaneces a mi lado y finges dormir sólo para seguir abrazándome y quedarnos unos minutos más juntos; te amo cuando por las noches sales de tu cuarto y silenciosamente te escabulles entre mis sabanas para enamorarme con un beso y tomar tu lugar a mi lado.

Te amo cuando corres y te cuelgas de mi para decirme te extrañé, cuando sonríes y te falta algún dientecito que ingenuamente piensas que se lo llevo el ratón, cuando crees que puedes darme tu propina para comparnos una casa o cuando me dices que serás tu el que me compre el carro que quiero, te amo en tu niñez, en cada ocurrencia, en tus palabras mal dichas y tus bailes descoordinados, en tus cuentos inventados, en tu tormento cuando no encuentras las palabras para hablarme, en los días donde ríes tanto que sólo te detienes para tomar aire; te amo cada vez que piensas que tu madre tiene super poderes y lo sabe todo, te amo cada vez que te enseño a que aprendemos juntos, cuando estas molesto, cuando piensas que no puedes y recuerres a mi.
Te amo por que quieres regalarme el mundo entero y no lo haces sólo por que aun no entiendes del tamaño que es, te amo por que escuchas tu corazón y sientes que late igual que el mío, te amo por que entiendes que todo lo que hago es por ti y para ti.

Te amo por ser tan poderoso en mi, que con sólo existir pudiste cambiar el rumbo de mi vida, por que con tu risa acaricias mi corazón cansado y silencias de un golpe mis penas, por que con la luz de tus ojos iluminas mi existir.

Te amo cuando a saltos y tropezones moldeas un nuevo mundo para los dos, donde ni el peso del mismo podrá hacer que esto se acabe, te amo cada vez que sientes que no hay penas y temores, cuando con tus manos me levantas y me conviertes en un gigante indestructible aun que muchas veces ese gigante se sienta derrotado.

Podría enumerar incansablemente los motivos por los cuales te amo y no terminaría nunca, pero si algún día llegas a leerme, quiero que sepas que… Te amo cada vez que con un susurro y una caricia me dices que me amas, que te amo, como Dios ama la vida, que te amo por amarme y por que no vivo para nada más que amarte…

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Tu hijo sabe la calidad de madre que tiene y es por eso q te ama tanto como tu a el. Y si tienes super poderes, das amor de una forma que pocos sabrían apreciar. Eres una excelente madre y una maravillosas mujer. Y como alguna vez me dijiste, cuando el bb crezca se va a sentir super orgullo de tenerte como madre.

TQM

Cathy dijo...

Gracias..
Tu también eres un hombre maravilloso, por eso tienes mi cariño por siempre.

TQM

Anónimo dijo...

me encanto...

no se lo que es ser padre... y de seguro estoy muy lejos de sentir esa claes de amor; pero al leer tus palabras, imaginarme tu suave voz expresando tan bellos sentimientos, ver la foto de tu hijo sonriendo... me hace pensar en querer algo asi.
no es dificil contagiarse de tanto amor.

mil bendiciones para los dos...

paulo.

Mi vida